Lugares Turísticos Perú Lugares Turísticos Perú

Leyenda de Naylamp

Leyenda de Naylamp

Según cuenta la leyenda de Naylamp que un príncipe llamado Naylamp surgió del mar en un Caballito de Totora acompañado de sus súbditos. Ellos arribaron en el Valle del río Faquisllanga. Naylamp llevaba un ídolo verde llamado Yampallec (Lambayeque), que colocó en el lugar donde posteriormente se fundaría el Templo Chot, fundando la dinastía de doce futuros soberanos.

En nuestros tiempos se sigue contando la leyenda de Naylamp que dio origen al gran reino Sicán, una leyenda muy conocida en el departamento de Lambayeque.

La leyenda

La leyenda de Naylamp comienza un día como cualquiera de los días de los pocos pobladores de Lambayeque, apareció por el mar en una balsa; un misterioso Señor que traía el rostro pintado de diversos colores, usaba ropas de plumas, y venía con él un séquito muy grande.

En ese séquito se encontraban sus numerosas concubinas, un número indescriptible de oficiales que se encargaban del cuidado personal del Señor y de sus concubinas, y muchos seguidores que lo consideraban su capitán y lo llamaban Naylamp.

La balsa se detuvo en la boca de un río llamado Faquisllanga, desde donde Naylamp observó, con la gran sabiduría de la que era poseedor, unas tierras fértiles que le podrían ser útiles para desarrollar sus actividades. Entonces dijo a Cetarni, su mujer principal:

– Creo señora Cetarni que ha de ser aquí donde hemos de asentar nuestro reino.

Y fue así que con el consentimiento de Cetarni, Naylamp y todo su séquito caminaron tierras adentro por aproximadamente media legua hasta encontrar lo que a su parecer era el lugar más apropiado para establecerse. Allí todos sus seguidores construyeron palacios como ellos sabían hacerlo y llamaron al nuevo poblado Chot.

Los oficiales y seguidores de Naylamp veneraban con devoción bárbara a un ídolo enorme tallado en piedra verde con el rostro de su señor, el que había sido transportado desde sus tierras desconocidas, y decidieron ponerlo a manera de estatua en el centro de la cuidad para ser adorado. Esta estatua fue llamada Llempellec, que significa figura y estatua de Naylamp.

Esta gente vivió muchos años en paz y trabajando para servir a su señor Naylamp, al que veneraban y cuidaban de manera sigilosa. Había gente que se dedicaba a la fabricación de sus ropas con plumas de aves, otros que se especializaban en la pintura del rostro de su Señor, otros en rociar conchas marinas molidas por el camino donde iba a pasar Naylamp, algunos al cuidado del anda que servía de medio de transporte para el Señor y algunas mujeres encargadas de los baños especiales para él y sus mujeres.

La gran parte de la población se dedicaba a la agricultura y pesca (vivían a orillas del mar) para la alimentación de la población y su Señor, así como a la fabricación de piezas de barro como vasijas y cántaros para los rituales, y herramientas de agricultura a base de metales.

Durante todo este tiempo Naylamp tuvo muchos hijos en cada una de sus mujeres. Llegado el tiempo de la muerte del señor, su hijo mayor y heredero del reino, Cium, salió a dirigirse a su pueblo y dijo:

– Nuestro Señor y querido padre mío, ha tomado alas por su propia virtud y volado desapareciendo en el cielo donde morará desde ahora y vigilará y cuidará de nuestras vidas.

Uno de los principales oficiales del reino preguntó acongojado:

– Si nuestro señor Naylamp no mora entre nosotros ahora, ¿Quién dirigirá nuestro pueblo?

A lo que muy preparado Cium respondió:

– Nuestro señor es inmortal, seguirá gobernándonos y hará saber sus decisiones a través de mí, que seré su instrumento para dirigirse a Uds.

Y fue a así que Cium se convirtió en el nuevo caudillo, tuvo muchos hijos en distintas concubinas como su padre. A la muerte de Cium, su hijo mayor asumió el liderazgo de esa población y así sucedió con muchas generaciones, hasta que llegó un desafortunado gobernante llamado Fempellec.

Fempellec ya no creía en la divinidad de Naylamp ni de sus antecesores, por lo que mando mudar la estatua de Naylamp desde Chot a otro poblado; sin embargo no consiguió trasladar la estatua, y como castigo se le presentó el demonio en la figura de una hermosa mujer que tentó a Fempellec consiguiendo que duerma con ella.

Consumada la unión entre el demonio y Fempellec se desató una lluvia intensa (nunca antes había llovido por esas costas). El diluvio duró treinta días al que le siguieron varios años de sequía y hambruna.

Los sacerdotes se dieron cuenta del sacrilegio de su caudillo y decidieron matarlo apedreándole hasta morir. Fue así como se quedaron sin líder por algún tiempo hasta que un tirano muy malvado llegó con un gran ejército y se apoderó de esas tierras siendo así el final del poblado fundado por Naylamp.

¿Y tú qué opinas de la leyenda de Naylamp?

También te puede interesar!

Te mostramos una lista que quizás te puedan interesar!

Playa Albatros

Playa Albatros

La playa Albatros se encuentra ubicada en el distrito de mollendo, en la provincia de Islay, perteneciente al departamento de Arequipa.

Leer más
Río Inuya

Río Inuya

El río Inuya es un río del Perú, uno de los principales afluentes del río Urubamba, parte de la cuenca amazónica, que discurre por el departamento de Cusco.

Leer más
Iglesia de Izcuchaca

Iglesia de Izcuchaca

Dirección: Plaza principal de Izcuchaca, Huancavelica.  Descripción Construida en el siglo XVIII. Posee dos torres adosadas con campanarios de cúpulas en media naranja y la portada es de estilo...

Leer más
Danza Shararitas de Huanchi

Danza Shararitas de Huanchi

La Danza Shararitas es del departamento de Áncash, provincia de Sihuas, distrito de Huanchi. Los Shararitas es una danza navideña llamada navidango.

Leer más
Laguna Quengococha

Laguna Quengococha

La laguna Quengococha se encuentra bajo las faldas del cerro El Alto, en el distrito de Cajabamba, en la provincia del mismo nombre, en el departamento de Cajamarca.

Leer más
Cinco consejos para tus viajes de aventura

Cinco consejos para tus viajes de aventura

Contenido1 Una buena Alimentación2 Hidratación lo Primordial3 Equípate bien4 Imita tu viaje5 Cuidado con la altura Ya sea trekking, escalada en roca e incluso downhill, todos estos pertenecientes a viajes...

Leer más
Menu